El idioma

Hablar o no el idioma del país de destino puede suponer un freno para los futuros padres. El proceso del ciclo de reproducción asistida es ya estresante sin barreras lingüísticas, y puede serlo aún más cuando los futuros padres no pueden comunicarse en su propio idioma. Al haber varios profesionales implicados, es importante que la cuestión lingüística esté resuelta. Normalmente, muchas clínicas de fertilidad disponen de personal que habla varios idiomas, pero aun así los futuros padres pueden contratar un traductor e intérprete para ayudar en momentos claves, por ejemplo cuando se deba firmar algún consentimiento o contrato legal.

Los medicamentos

Los medicamentos para los tratamientos de reproducción asistida tienen un coste elevado, pero su coste varía en función del país donde se esté realizando el tratamiento. Si los futuros padres van a realizar un tratamiento con ovodonación en otro país, por ejemplo, la primera fase del ciclo se puede llevar a cabo en su propio país y la segunda parte (la transferencia embrionaria) en el país de destino. Si los medicamentos son más económicos en el país de origen, se pueden mirar las equivalencias y comprarlos donde sean más baratos. Simplemente se deberá tener en cuenta llevar una carta de un médico a la hora de viajar fuera. No obstante, los costes de los medicamentos de una donante o de una madre de alquiler serán los costes del país de destino, pues se tendrán que administrar allí.

El alojamiento

Normalmente, la clínica de fertilidad puede ayudar a buscar un hotel cerca de la clínica e incluso pueden contar con descuentos especiales en los hoteles que se hallen cerca del centro. También pueden tener contratado el transporte del hotel a la clínica para facilitar todas las cuestiones logísticas a los futuros padres. Tener un hotel cerca de la clínica siempre es una ventaja, pues si surgiera algún imprevisto, los futuros padres estarían cerca del centro para poder ser atendidos.

Dinero

Es aconsejable llevar siempre dinero en efectivo en la moneda local, y también disponer de una tarjeta de crédito válida por si fuera necesario utilizarla. Además, también se puede llevar euros o dólares en efectivo, pues la mayoría de bancos aceptarán estas monedas en caso de emergencia.

Visados

Las embajadas o consulados locales podrán indicar qué visados necesitarán los futuros padres a la hora viajar. El pasaporte a veces tiene que tener una validez de como mínimo seis meses a partir de la fecha del viaje.

El tiempo que necesitará en el país donde se vaya a realizar el tratamiento

dependerá del tratamiento que se vaya a realizar y puede oscilar entre una semana y un mes. Si solamente va a viajar para la transferencia embrionaria, entre una semana y 10 días es suficiente. Si además tiene que llevarse a cabo la extracción de óvulos, se debe prever 15 días. Si la estimulación ovárica previa a la extracción se puede realizar en el país de origen, en total unos 15 días serán suficientes, pero si no se puede se tendrá que prever un mes de estancia en el país de destino.

Volver a casa después del tratamiento

El protocolo a seguir después del tratamiento depende de la clínica de fertilidad. Normalmente, después de una transferencia embrionaria se recomiendan entre dos y tres días de reposo, y la mayoría de clínicas permiten que las pacientes regresen cinco días después de la transferencia embrionaria. No hay ninguna contraindicación para volar y la mayoría de pacientes regresan a casa como muy tarde una semana después de la transferencia, a no ser que prefieran hacer un poco de turismo en el país de destino.

El consultor

A veces los futuros padres deciden contratar un consultor o facilitador, que tendrá la misión de guiarlos durante todo el proceso. Esta persona estará en contacto con todas las partes implicadas en el proceso de tratamiento, e incluso podrá viajar con los futuros padres para ayudar a disminuir el estrés y ayudar con las barreras lingüísticas si las hubiera. Es una figura que puede ser de mucha ayuda cuando se trata de la maternidad subrogada, ya que las cuestiones legales tienen que estar muy controladas para poder viajar fuera del país de destino y a la vez poder regresar al país de origen de los futuros padres.

Otras preguntas

¿La ovodonación es legal?

En caso afirmativo, ¿las donantes pueden ser conocidas o es un proceso totalmente anónimo?

¿Permiten los donantes conocidos o solamente en el anonimato?

¿Está permitido tratar a madres y padres solteros y a parejas del mismo sexo?

¿Hay límites en el número de embriones que se pueden transferir?

¿Qué opciones están disponibles para los embriones sobrantes?

¿Si sobran embriones, pueden ser enviados a tu país de origen?

¿Se puede seleccionar el sexo del bebé?