Terapias naturales

La acupuntura es una técnica que busca estimular la capacidad natural del cuerpo para curarse. Se realiza mediante la inserción de agujas en puntos de acupuntura específicos.

La acupuntura es una técnica que algunas clínicas están recomendando como complemento al tratamiento.

Los tratamientos de acupuntura tienen mejores resultados cuando la infertilidad se debe a una causa funcional, ya sean ciclos irregulares, fallos de implantación o estructurales, como por ejemplo la obstrucción de las trompas de Falopio.

La acupuntura aumenta la irrigación sanguínea de la cavidad pélvica y mejora la función ovárica. De esta forma se estimula la producción folicular y además genera un engrosamiento del endometrio para facilitar la implantación del óvulo.

Cada punto de acupuntura es específico en cada paciente y de acuerdo al tratamiento a realizar. Los más frecuentes, utilizados para influir en la función reproductiva femenina, se encuentran en la parte inferior de la espalda, parte inferior abdominal y en las piernas.

Según algunas investigaciones, la acupuntura es más efectiva como tratamiento secundario en técnicas de fertilización asistida como la fertilización in vitro (FIV). Se recomienda hacer unas sesiones antes del tratamiento y también una sesión el mismo día de la extracción de óvulos y transferencia embrionaria.

Algunas clínicas trabajan con acupuntores especialistas en fertilidad y ofrecen este servicio a sus pacientes. También hay acupuntores independientes que pueden realizar tratamientos para mejorar la fertilidad e incrementar las posibilidades de éxito del tratamiento.